lunes, 26 de septiembre de 2016

Historia, geografía y economía




El Presxidente Si Tiene Quien Le Escriba

Historia, geografía y economía




El Fin de La Guerra Que Ya Dura 52 Años

Educación para el trabajo





¿Dónde quieren trabajar?, por Rolando Arellano

“El crecimiento hizo aparecer el fenómeno de la escasez de buenos trabajadores”.

¿Dónde quieren trabajar?, por Rolando Arellano
(Ilustración: Víctor Aguilar).
Rolando Arellano C.
Hace unos años el problema de los empresarios era decidir a quién le vendían, porque la demanda era mucho mayor que lo que podían producir. Con la apertura de mercados todo cambió, pues debieron preocuparse en atraer a los clientes, esos que antes hacían cola para comprarles. Algo similar empezó luego en el tema de los recursos humanos, cuando los postulantes, que siempre fueron muy numerosos, se volvieron casi tan escasos y exigentes como los clientes.
Así, hace pocos años el crecimiento del país hizo aparecer el fenómeno de la escasez de buenos trabajadores. Al haber más demanda de productos, las empresas empezaron a necesitar más personal, que no solamente se volvió más exigente en sueldo y en trato, sino que también empezó a rotar más entre una empresa y otra. Y no era solo al gerente sino también al practicante, al mozo y al obrero, al que había que conocer mejor para atraer, contratar y retener.
¿Qué hace atractiva una empresa para los trabajadores de hoy? Según el estudio DQT “Dónde quiero trabajar” 2016 (Arellano, presentado con Apehu, Centrum y Día1), las razones son diversas y cambiantes. Así, si bien la línea de carrera y el prestigio son siempre muy importantes, este año subió fuertemente el atractivo del salario y la estabilidad laboral. Efecto quizá de los tiempos recientes de menor crecimiento.
¿Y qué sectores son los más atractivos? Hoy la competencia por el talento es mucho más diversificada, y si bien la banca y los servicios siguen siendo muy fuertes, baja el atractivo de la minería y sube el de los medios de comunicación, del sector educativo y, sorprendentemente, del sector público. La importancia creciente de la educación y el cambio de gobierno quizá influyeron para que los 4.700 encuestados de diversos niveles educativos del país los eligieran más en el 2016.
¿Y cuáles son las empresas más deseables? Hay algunas que consistentemente, y desde hace cuatro años, están entre las primeras para la PEA peruana, como Backus, BCP y Graña y Montero, punteras entre las 22 categorías estudiadas en el 2016. Pero sorprende que la Sunat, que no ganaría un concurso de popularidad entre los empresarios, sea también una de las preferidas por los postulantes. Competencia por el talento que nos debe hacer reflexionar.
En fin, ¡ahora hay que tratar al personal como si fuera cliente, es el mundo al revés!, dicen algunos gerentes tradicionales. Tienen razón en lo primero, porque sin buenos trabajadores es imposible hacer los productos que la empresa necesita para competir, y para sobrevivir. Pero sin duda lo que estaba al revés era el mundo en que creíamos que el personal era solo un insumo más, y no el centro de la gestión empresarial.


viernes, 23 de septiembre de 2016

Historia, geografía y economía







Qué opinan Donald Trump y Hillary Clinton de... [INTERACTIVO]



  • Hillary ClintonDonald Trump afrontarán este lunes el primer debate entre ambos candidatos presidenciales en las elecciones en Estados Unidos en los que no solo primarán las ideas, sino también los ataques.

    Las posturas radicalmente distintas en la mayoría de casos, pondrán a los candidatos frente a frente en la polémica que se realizará en la Hofstra University de Hempstead, Nueva York.
    El debate estará dividido en segmentos donde cada candidato hablará sobre los temas seleccionados por el moderador del evento, el periodista Lester Holt de NBC News.
    Los tres temas que Hillary Clinton y Donald Trump tocarán en el primer debate presidencial serán: "Dirección de los Estados Unidos", "Lograr la prosperidad" y "Proteger a Estados Unidos".
    En cada uno de los bloques, los candidatos tendrán dos minutos para responder una pregunta sobre el tema propuesto y luego procederán a tener espacio para réplicas. Posteriormente, Clinton y Trump responderán a preguntas del moderador.
    Revisa en este interactivo algunas de las declaraciones de Hillary Clinton y Donald Trump sobre temas que seguramente tocarán en alguno de los bloques del debate presidencial.
    TE PUEDE INTERESAR...
    Clinton: Es "aterrador" que Trump prefiera a Putin y no a Obama


    Clinton dijo que lo dicho por Trump sobre Putin es "insultante" para los habitantes de EE.UU. (Foto: Agencias - Video: AFP)

    Historia, geografía y economía






    El crimen de Greenpeace, por Bjorn Lomborg

    La campaña de la ONG ambientalista contra los alimentos transgénicos.


    El crimen de Greenpeace, por Bjorn Lomborg
    Ilustración: Rolando Pinillos Romero
    Bjørn Lomborg
    • Bjørn Lomborg
    • Ambientalista y director del Centro para el Consenso de Copenhague
    ¿Está cometiendo Greenpeace un crimen contra la humanidad? Una carta de 113 premios Nobel así lo sugiere. En ella, los laureados instan al grupo ecologista a abandonar su campaña contra los alimentos genéticamente modificados, especialmente contra el arroz dorado, que podría ayudar a evitar millones de muertes en países en vías de desarrollo.
    Al referirse a los alimentos producidos a partir de un Organismo Genéticamente Modificado (OGM) como ‘frankenfood’ (comida Frankenstein), los activistas han conseguido un término brillante y ciertamente alarmista, que ha sido fuertemente promovido por Greenpeace. Pero este concepto no tiene ningún fundamento que se sostenga.
    Hace solo un par de meses, la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos concluyó que los transgénicos “son tan seguros” como los alimentos no transgénicos. Asimismo, la Unión Europea ha llegado a la conclusión, después de 130 proyectos de investigación y 25 años de estudios, que “no hay, hasta la fecha, evidencia científica alguna que relacione los OGM con mayores riesgos para el medio ambiente o para la seguridad de los alimentos que las plantas y organismos convencionales”.
    Entonces, ¿por qué Greenpeace insiste en que estos alimentos podrían ser “una amenaza para la salud humana y del medio ambiente”? Cuando se trata del calentamiento global, Greenpeace y otras organizaciones ecologistas son bastante claras. Afirman, correctamente, que debemos tener en cuenta la abrumadora evidencia científica de que el calentamiento global es real y que causará problemas importantes. Sin embargo, en lo referente a los OGM hacen caso omiso a las abrumadoras pruebas científicas.
    Uno de los premios Nobel involucrados, Sir Richard Roberts, encuentra una explicación a todo esto: una campaña basada en el miedo siempre ayuda a recaudar fondos.
    Es cierto que la información negativa es mejor para recaudar fondos que la positiva. Respecto al calentamiento global, la ciencia ofrece un gran número de historias negativas para ayudar a recaudar fondos, pero seguir las abrumadoras evidencias científicas en torno a los alimentos transgénicos no ayuda tanto. Con la necesidad de recaudar US$366 millones al año, Greenpeace no es exactamente un pequeño negocio familiar.
    Claro que, en este caso, no tener en cuenta las abrumadoras pruebas científicas provoca muertes en el mundo real. Cuando la hambruna afectó a 3 millones de zambianos en el 2002, su presidente se negó a recibir donaciones de maíz transgénico, describiéndolo como “veneno”. Con millones de sus propios ciudadanos enfrentándose al hambre, Zimbabue también rechazó maíz transgénico argumentando que no serían “utilizados como conejillos de indias”, pese a que los estadounidenses ya lo venían consumiendo desde hacía siete años.
    Sin embargo, la desinformación en torno al arroz dorado ha sido aun más letal. Se trata de arroz modificado genéticamente que contiene altos niveles de caroteno, que el cuerpo convierte en vitamina A. Esto es importante porque 3.000 millones de personas dependen del arroz como alimento básico, pero el arroz convencional carece de vitamina A.
    La Organización Mundial de la Salud estima que la falta de vitamina A provoca que entre 250.000 y 500.000 niños queden ciegos anualmente y que la mitad de ellos muera en el plazo de un año. De manera ingeniosa, el arroz dorado podría permitir a miles de millones de personas alimentarse con arroz, pero con más vitamina A que comiendo espinacas (50 gramos proporcionarían el 60% de la dosis diaria recomendada).
    Sin embargo, Greenpeace, junto con otras organizaciones, ha estado luchando contra el arroz dorado durante al menos 15 años, argumentando que podría haber “riesgos inespecíficos para la salud humana”. Esto es inexcusable y pone en riesgo la vida de millones de personas innecesariamente, tal y como los 113 premios Nobel han señalado en términos muy claros.
    La reacción de Greenpeace ha sido aleccionadora y deprimente. Afirman que el arroz dorado es una solución fracasada debido a que aún no está disponible para la venta. Sin embargo, el retraso se debe principalmente a la propia campaña que Greenpeace y otras organizaciones han estado librando. En el 2013, organizaciones no gubernamentales destruyeron en Filipinas las terrazas de cultivo que formaban parte de un ensayo con arroz dorado, un acto que Greenpeace apoyó mediante numerosas declaraciones.
    Greenpeace reconoce que cientos de millones de personas, las más pobres del mundo, carecen de vitamina A, pero sorprendentemente sugiere que deberíamos eliminar el arroz dorado como parte de la solución. Sugiere que estos pobres, los más pobres del planeta, simplemente deben comer mejor y con alimentos más caros.
    Por supuesto, Greenpeace debería dejar de ignorar la abrumadora evidencia científica. Pero también debemos aprender de esta situación. En una sociedad plural, es esencial que existan organizaciones ecologistas como Greenpeace para desafiar las verdades establecidas. El problema es que confiamos en ellos demasiado. Las encuestas muestran que confiamos en organizaciones ecologistas mucho más que en organismos de protección medioambiental, en los que se confía a su vez mucho más que en las corporaciones.
    Está claro que nunca debemos aceptar simplemente la palabra de los grandes productores de alimentos sin hacer preguntas. Pero del mismo modo, la historia de los alimentos transgénicos muestra que deberíamos ser también escépticos con Greenpeace.


    PFRRHH





    Trata de personas: hay 243 denuncias en lo que va del año

    Hoy se celebra el Día Nacional contra la Trata de Personas. Un reportaje muestra la realidad de este flagelo en Madre de Dios

    Según el Ministerio Público, el 50% de las víctimas de trata de personas son menores de edad. (Foto: Dante Piaggio / Video: Promsex)
    En la foto de perfil de Facebook aparece una adolescente dándole un beso a la cámara. Viste una prenda diminuta. Debajo de la imagen se lee un aviso: “Trabajo de medio tiempo, masajista, anfitriona, sin experiencia, buen físico, pasajes, alojamiento, absoluta discreción”. Si uno la ‘agrega’, brinda un número de teléfono para hablar por Whatsapp. En ese chat cuenta que en realidad se llama Luis, tiene 25 años y ofrece S/200 por hora para ser dama de compañía. Menciona un requisito indispensable: ser menor de edad.
    Esta modalidad empleada por las mafias de tratantes para captar a adolescentes y luego explotarlas sexualmente no es novedad. Entre enero y agosto de este año, de las 1.668 personas que llamaron a la línea 1818 (creada por el Ministerio del Interior) y dijeron ser víctimas de trata de personas, 267 habían sido captadas a través de redes sociales. “Las engañan con las falsas ofertas de empleo, las seducen y terminan amenazándolas para que cumplan”, explica Miguel Huerta Barrón, director general para la Seguridad Democrática de dicho ministerio.
    –Números dispares–
    Hoy se celebra el Día Nacional contra la Trata de Personas, un delito relacionado directamente con el aumento de actividades ilegales, como la minería y el narcotráfico, entre otras.
    Uno de los problemas que tiene el Estado para frenar este delito es la disparidad entre las cifras del Ministerio Público, la Policía Nacional y el Poder Judicial, indica Luis Aguilar, subdirector de la ONG CHS Alternativo. “Las cifras no aclaran la realidad, y el gobierno podría estar invirtiendo esfuerzos erróneamente”, comenta .
    Entre enero y setiembre de este año, fueron interpuestas 243 denuncias por trata de personas ante la policía. En todo el 2015 fueron 393 casos, y en por lo menos 93 de ellos se comprobó que fue con fines de explotación sexual.
    En lo que va del 2016 fueron capturados 217 presuntos tratantes; el año pasado fueron 700. No se sabe cuántos de ellos siguen detenidos.
    Según el Ministerio Público (en estadísticas obtenidas hasta abril de este año), más del 50% de víctimas de trata de personas en el país son menores de edad. Sin embargo, aún hay una gran “cifra oscura” de víctimas que temen denunciar el hecho, lo cual dificulta aun más el control de esta situación.
    ¿Cuántos de los tratantes de menores detenidos terminan en prisión? De acuerdo con estadísticas del Poder Judicial, entre enero y mayo del 2016, se han dictado 42 sentencias condenatorias y 11 absolutorias por el delito de trata de personas. El año pasado solo hubo dos sentenciados por este delito.
    Actualmente, hay 227 procesos judiciales en desarrollo. Según el Código Penal, las sentencias por trata de personas pueden ser de hasta 20 años de prisión.
    Para Luis Aguilar, de CHS Alternativo, la agilidad que ha habido en los últimos meses para procesar los casos de trata es favorable, pero aún es preocupante la carga procesal que existe en el Poder Judicial. Él considera que se deberían crear juzgados especializados para analizar los casos de este tipo en todo el país.


    jueves, 22 de septiembre de 2016

    Ciencia, tecnología y ambiente; Historia, geografía y economía





    Jueves 22 de septiembre del 2016 | 06:00

    Por qué no basta formalizar, por Zaraí Toledo

    “La formalización como proceso en sí no sirve de nada si no está acompañada por un proceso más importante: la educación”.

    Por qué no basta formalizar, por Zaraí Toledo
    Ilustración: Giovanni Tazza
    La disposición del nuevo gobierno peruano a replantear los términos de relación con los mineros artesanales representa un gran progreso en la reforma de la política minera. Significa, además, el fin de la anterior política tan solo reactiva que buscaba acabar con la minería artesanal quemando campamentos y persiguiendo a mineros. Aquí, como en Colombia, este enfoque fracasó: la minería artesanal proliferó y se fortalecieron sus lazos con redes ilegales.
    Es momento de aceptar, pues, que la minería artesanal no desaparecerá con medidas meramente represivas. Ha sido un fenómeno histórico constante en América Latina, Asia y África caracterizado por proveer sustento a poblaciones necesitadas y generar encadenamientos económicos locales. Con excepción de la minería que trabaja en zonas de reservas naturales, corresponde al Estado apoyar y regular a la gran mayoría de mineros artesanales que operan dentro del país.
    Entre las estrategias para incentivar la formalización de los mineros artesanales se ha planteado crear un fondo estatal para comprarles el oro extraído. Varias instituciones internacionales, como la Cooperación Suiza, han auspiciado intentos similares; sin embargo, el mercado ilegal es tan o más competitivo y puede usualmente pagar bien a los mineros por el mineral sin requerir que estos se formalicen.
    Otra propuesta es formar un banco para apoyar a los mineros. Tampoco hay evidencia en la región de que esto promueva la formalización. Generalmente, la minería necesita inyecciones de capital constantes que los estados no pueden proporcionar. En cambio, algunas experiencias en la provincia El Oro en Ecuador demuestran que los mineros trabajan mejor con inversionistas privados. El Estado en este caso podría ayudar a los mineros a desarrollar planes de negocios atractivos para inversionistas. Esto además abriría puertas para una pequeña industria local.
    Las iniciativas de reforma de política minera deben repensar los objetivos: ¿Cuál es la prioridad cuando hablamos de minería artesanal? ¿Para qué formalizamos? En la reserva de Garimpeira do Tapajós en Brasil, por ejemplo, el Ministerio de Minería logró que casi todos los mineros artesanales de la zona se formalizaran. Con permisos en mano, los mineros trabajan sin seguir regulaciones ambientales y contaminando. El caso demuestra que la formalización como proceso en sí no sirve de nada si no está acompañado por uno más importante: la educación. Si el Estado Peruano está realmente comprometido con el medio ambiente, el objetivo no debe ser dar un cheque en blanco a los mineros que avale las malas prácticas, sino capacitar para que éstos mejoren sus procesos de extracción y empleen tecnología limpia.
    La educación genera lazos de confianza y ayuda a vencer la resistencia a seguir las normas del estado, señala el experto en minería artesanal Marcello Veiga. Algunos mineros temen que seguir las exigencias estatales implique reducciones en su producción y otros no ven factible alcanzar los estándares ambientales. La gran mayoría, asimismo, no ve beneficios en la formalización. Nadie quiere formalizarse si no entiende claramente para qué sirve.
    Una buena oferta de capacitación para los mineros es clave para reformar el sector. Evidentemente, se requiere también presencia estatal para hacer cumplir las leyes. La minería artesanal está en la mayoría de departamentos del Perú. Sin embargo, no hay oficinas especializadas en las zonas de impacto. Un Estado que solo aparece para cobrar impuestos es poco efectivo y confiable. Se necesitan oficinas descentralizadas estatales que vean el tema educando y haciendo valer compromisos legales.
    En suma, la minería artesanal debe ser encuadrada adecuadamente para que quienes la practican se inserten de manera eficiente en las cadenas de valor más allá de su contexto local. Ello implica una presencia del estado no sólo como agente represor, sino, fundamentalmente, como un socio educador que acompañe a los mineros en su capacitación y actuación en armonía con el respeto al medio ambiente.